Tendencias rompedoras que están redefiniendo el marketing

Es evidente que las startups, es decir, las compañías que están empezando, van a contar siempre con un presupuesto y una escala menor que las grandes empresas que ya tienen una posición en el mercado. Sin embargo, esto no quiere decir que tengan por qué limitarse en sus estrategias de marketing, ya que cada vez se dispone de más recursos y más originales, para los que no hay por qué contar necesariamente con un presupuesto muy alto.

Tampoco quiere decir que los medios digitales sean los únicos con los que cuentan estas empresas. Algunas compañías que han conseguido ya un éxito notable, se han centrado especialmente en escalar lo más rápido posible, sin emplear aquellas estrategias de marketing que se supone que una empresa que empieza debería utilizar.

A pesar de la digitalización, no hay que olvidar las técnicas tradicionales

Acudir a la televisión sigue siendo un potente medio para hacerse publicidad, a pesar de que el mundo digital esté ganando el terreno a todo lo demás. Y no podemos perder de vista que, el boca a boca de toda la vida, sigue funcionando. Un público que se muestre especialmente entusiasmado con una empresa y que así se lo haga saber a los demás a su alrededor, puede ser un medio altamente eficiente para hacer crecer tu marca, aún en nuestros tiempos.

La experiencia de algunas grandes compañías apunta a que los contenidos propios son, a menudo, la herramienta más potente para darse a conocer. Hay empresas que basan gran parte de su marketing en sus propios shows, conocedoras de la gran expectación con los que los esperan sus seguidores.

Antiguas y nuevas tendencias de marketing tienen que aportar un valor

Con total independencia de cuál sea el modelo de marketing empleado, altos cargos de compañías de éxito están de acuerdo en señalar que siempre hay que aportar un valor. Adentrándonos ya en el mundo del marketing digital, los vídeos promocionales, que sirven de guía al público, y le transmite qué es lo que está haciendo la compañía, son el mejor modo de aportar un valor, logrando así aumentar el alcance de tu marca. Y es que los vídeos consiguen un impacto emocional mayor que cualquier otro medio en el público, al ser un medio que transmite a nivel audiovisual.