Como hacer que nuestros contenidos se conviertan en viral

No podemos pensar que ciertos contenidos en Youtube, se han hecho virales en los últimos tiempos por suerte o destino. Podemos identificar algunos factores fundamentales para transformar una simple idea en un producto o campaña contagiosa. Cuando entiendes correctamente qué elementos pueden hacer que tu contenido sea viral, y sabes aprovecharlos, podrás conseguir millones de visitas, televidentes o seguidores.

La moneda social

Se trata de saber identificar qué nos hace sentirnos bien, o qué nos ayuda a vernos como alguien realmente divertido. Saber que somos capaces de entretener a los demás, y que estos nos respetan, es sumamente importante para nosotros.
Hacernos selfies en nuestros viajes o eventos, y compartirlos, es un claro ejemplo de lo que queremos mostrar a lo demás. No es fácil de imaginar cuántas fotos se publican en Nochevieja en pleno centro de Madrid, en un sitio tan típico como la Puerta del Sol. Queremos mostrar a toda costa lo que estamos viviendo en cada momento determinado de nuestra vida.
Nos gustaría que ciertos elementos que publicamos corrieran como la espuma, hacer de ellos un contenido viral, pero para eso debemos intentar que los nuevos contactos se sientan especialmente bien al compartir ese contenido.

Imágenes virales que se graban en nuestra memoria

No sabemos por qué, pero ciertas imágenes se graban a fuego en nuestra retina. Muchas marcas aprovechan este hecho para vendernos un producto. Así lo han hecho a lo largo de muchísimos años, con chocolates, bebidas o incluso tabaco.
Si nos fijamos en la “comida basura,” aun teniendo conocimiento de su parte más insana, los consumidores seguimos comprándola. De hecho, tan solo necesitamos ver una gigantesca M amarilla para saber sentirnos incitados a consumir este tipo de comida.

Como influyen las emociones

Cuando una gran emoción recorre nuestro cuerpo, ya sea diversión o felicidad, corremos a compartir con otros usuarios aquello que nos hizo sentir así. Si dicho elemento provoca la misma emoción en muchas personas, va creciendo hasta que se convierte en viral. Hacer inspiring marketing es primordial, ya que es la emoción lo que mueve al mundo. Sin este tipo de sensaciones que nos hacen vibrar, ningún contenido se haría viral.

Público al que quieres dirigirte

El mero hecho de hacer viral un contenido, hará que muchos otros usuarios, tan solo por seguir ese video que está de moda, empiecen a seguirte. Cuanto más público tenga tu viral, y más visible sea, más probabilidad de volver tus campañas contagiosas. Las barras de social proof puede ayudarte bastante, ya que muestran el número de visualizaciones que llegan a tu producto.

Valor practico para sentirnos útiles

Todos sentimos un impulso de poder ayudar con nuestros consejos y palabras a los demás, sobre todo si es de forma práctica. Es por eso que inconscientemente, haciendo viral un contenido, estamos ayudando a otro. Compartir es ayudar, y cierto es que se trata de un valor muy importante.

No somos información sino historias

Todos somos una historia que contar, y así lo demuestran todas las redes sociales. No compartimos información sino historias. De hecho, las marcas han asumido esta idea, haciendo que sus campañas publicitarias nos hagan hasta soltar alguna que otra lagrima.
Tenemos un genio dentro que compartir, y podemos llegar a hacerlo viral. Solo tenemos que hacer un análisis de nosotros mismos, para saber qué es lo mejor que nuestra persona puede ofrecer. Esa parte que seguro ya conoces y conocen los tuyos, es lo que el resto del mundo compartirá hasta la saciedad.