Entradas

Utiliza backlinks sin tener problemas con Google Penguin

“Backlink” es un término cada vez más utilizado, por eso lo más seguro es que todos nosotros lo hayamos escuchado alguna vez. En cambio, no es tan común que sepamos lo que significa. Un backlink es un enlace externo a nuestro sitio web o blog, pero que enlaza directamente a este.

Algunos backlinks logran transmitir autoridad al sitio al que enlazan, y otros no. Es lo que en el ámbito del posicionamiento web se conoce como “link juice”. Esta es la principal diferencia entre distintos backlinks, que los distingue entre enlaces dofollow (los que sí transmiten autoridad) y nofollow (los que no, pero tienen otras utilidades). Vamos a estudiarlos un poco más en profundidad.

 

Enlaces dofollow, follow o simplemente, los que transmiten autoridad

La transmisión de autoridad es muy eficiente para conseguir posicionamiento, y los enlaces dofollow contribuyen a ello. Estos enlaces transmiten link juice a la página a la que enlazan, sirviendo también para establecer relaciones entre sitios web diferentes. Así Google puede identificar más la temática de los diversos contenidos que integran un sitio web en un momento determinado.

Los backlinks dofollow presentan una serie de ventajas, entre las cuales destacan:

  • En primer lugar la que ya sabemos, que transmiten link juice.Gracias a estos enlaces se establecen relaciones entre sitios web diferentes, dentro de un mismo ámbito.
  • Permiten que diferentes sitios transmitan tráfico entre ellos.
  • Facilitan la búsqueda de los temas de los contenidos al buscador.

Frente a estas ventajas, un inconveniente: si se usan en un porcentaje muy alto Google Penguin tiende a pensar que son artificiales y que no se han hecho de una forma natural, de forma que los puede penalizar.

La mejor manera de crear enlaces dofollow es través del guest blogging. El objetivo es lograr un incremento de la autoridad de nuestro sitio, es decir, aumentar su link juice. Desafortunadamente esto no siempre es muy sencillo, y se nos van por el camino buenas oportunidades para conseguir que aumente nuestra autoridad.

Una cosa que tenemos que tener muy presente es que no todos los enlaces a nuestro sitio transmiten autoridad, sino solamente el primero. El siguiente enlace que venga después, puede ayudar a ofrecer una diversidad de anchor text mayor, pero no transmite autoridad en ningún caso.

Backlinks nofollow; enlaces externos que no transmiten autoridad

Aunque los enlaces nofollow no pueden transmitir autoridad al sitio al que enlazan, son muy útiles para transmitir el tráfico. Además, estos links externos dan una apariencia mucho más natural, lo que nos puede ayudar a mejorar nuestro posicionamiento. Podemos conseguir un buen equilibrios entre unos y otros enlaces, teniendo por un lado a los enlaces dofollow y por el otro a los nofollow, consiguiendo de esta forma un cierto equilibrio entre estos dos tipos de backlinks.

Google detesta que los enlaces no parezcan naturales, así que si detecta que la mayor parte de nuestros backlinks son dofollow, tiende rápidamente a creer que se han hecho de forma artificial, y puede llegar a penalizar estos backlinks.

Es cierto que estos enlaces no transmiten link juice al sitio que enlazan, pero presentan dos ventajas:

  • En primer lugar, que ayudan a que se transmita el tráfico de unos sitios web a otros.
  • Y además, el conjunto de estos enlaces nofollow siempre transmiten una mayor apariencia de naturalidad, por lo que Google no tiende a pensar que se hayan hecho artificialmente.

Cómo evitar problemas con Google al crear enlaces externos

Con toda probabilidad ya hayas escuchado hablar del término “backlink”. Pero esto no implica necesariamente que tengamos muy claro aún qué significa este concepto. Un backlink es un enlace externo, es decir, un enlace en una página externa que enlaza a otro sitio web. Pueden existir backlinks a blogs también.

Todos los backlinks no son iguales, y existe una diferencia principal entre ellos: unos transmiten autoridad y otros no. Los enlaces “dofollow” son los que sí transmiten autoridad, y los “nofollow” los que no.

Enlaces que transmiten autoridad, los backlinks “dofollow”

Transmitir autoridad es una manera muy eficaz de conseguir un buen posicionamiento orgánico. Los enlaces dofollow, o follow simplemente, son los que transmiten autoridad o “link juice” a la página a la que enlazan directamente. Estos backlinks sirven para crear relaciones con otros sitios web, permitiendo que Google pueda identificar mejor la temática sobre la que versen principalmente los contenidos de nuestro sitio.

Los principales beneficios de crear enlaces dofollow son:

  • En primer lugar, que transmiten autoridad a la página a la que enlazan, como ya sabemos.
  • Facilitan la transmisión de tráfico entre sitios distintos.
  • Permiten que se creen relaciones con otros sitios web del sector.
  • Posibilita al buscador identificar los temas sobre los que tratan nuestros contenidos, con mucha mayor facilidad.

Los enlaces dofollow también tienen un inconveniente, y es que si se usan demasiado, Google Penguin cree que son enlaces artificiales y puede llegar a penalizarlos.

Para crear enlaces de calidad que transmitan autoridad, el mejor sistema es el guest blogging. Hay que conseguir que la autoridad de nuestro sitio web aumente, es decir, que se obtenga un link juice mayor. Esto no es tarea fácil siempre, y a veces se nos van las mejores oportunidades para transmitir autoridad.

No debemos perder de vista que el único enlace que transmite autoridad es el primero siempre, pero los posteriores no. El segundo enlace sirve para ofrecer una variedad mayor de anchor text, pero no para transmitir link juice.

Enlaces que no transmiten autoridad, los backlinks nofollow

Los backlinks nofollow no sirven para transmitir autoridad, pero sí que contribuyen a la transmisión del tráfico entre diferentes sitios web. A través de los enlaces nofollow podemos mejorar en lo que al posicionamiento web se refiere, porque conforman un grupo de backlinks que dan una apariencia de mayor naturalidad. Podemos tener por un lado los enlaces dofollow y por otro a los nofollow, de manera que podamos conseguir un equilibrio entre ambos grupos.

Google quiere evitar a toda costa que los enlaces resulten artificiales, así que si la mayoría de nuestros enlaces son dofollow, entiende que se han hecho de forma no muy natural, y da la señal de alarma.

Aunque presentan el inconveniente de que no transmiten autoridad al sitio web al que enlazan, los enlaces nofollow pueden beneficiarnos en dos sentidos:

  • En primer lugar, contribuyendo a la transmisión de tráfico entre distintos sitios web.
  • Y en segundo lugar, haciendo que el conjunto de los backlinks resulten más naturales, no levantando así la sospecha de que se hayan creado de forma artificial.