Entradas

La rentabilidad real que genera figurar en Instagram

Instagram se ha convertido en una plataforma fundamental en los últimos tiempos para aquellos que quieran publicitarse. Es la red social de última moda, que se ha posicionado entre las más visitadas y utilizadas.
Está consiguiendo unas cifras bastante importantes por parte de los usuarios. Es el lugar perfecto para todo el que que quiera ser visto. Pero, ¿es totalmente rentable estar en Instagram?

Las redes sociales sirven a las marcas para diferenciarse

Las marcas ya no solo son marcas como hemos conocido hasta hace poco tiempo. Ahora son asesores cercanos al usuario. El consumidor tiene la facilidad de llegar a lo que busca sin más esfuerzo que entrar en su red social.
Las marcas saben lo que busca el consumidor, ya que lo ven casi de forma instantánea. Ya no tienen que esperar a ver los resultados de sus ventas para saber qué quiere ver el cliente. Ahora saben qué es lo que el usuario quiere, y se lo hace llegar a muchísima más gente de forma mucho más sencilla. Las redes sociales han pasado a ser atención al cliente. Estos espacios se han convertido en el perfecto espacio para saber diferenciarte. Las marcas y empresas no solo muestran sus productos sino también muestran cómo llegar a ellos. Atienden las necesidades del usuario desde el minuto cero.
Solo tenemos que mirar hacia atrás y ver qué ocurrió con Facebook. Esta red social se ha convertido con los años en uno de los mejores conductos marca-cliente y viceversa. Tan solo un vínculo de una web publicada en Facebook podía recibir cientos de visitas, y esto ha ido en aumento con los años, lo que ha convertido a esta red social en una de las principales fuentes de tráfico. Ya no vemos Facebook solo como un medio de comunicación entre amigos y familiares.

Ser rentable en Instagram no es tan fácil

Instagram sin embargo no parece tener la misma facilidad a la hora de convertirse en un medio rentable. Sí es cierto que tiene una increíble manera de llegar al usuario de forma visual, pero carece de medios para poder acceder a la marca anunciante. Este no permite añadir eventos, ni links por los que hacerse más cercano al consumidor.
A las marcas les parece más complejo llegar al usuario desde Instagram. No encuentran la fórmula para sacar rentabilidad real a esta red social. Hay quienes han sabido adaptarse a esta plataforma y le sacan partido como medio para publicitar contenidos de marcas para terceros o vender productos derivados.
Lo más recurrente es que los medios vendan product placement, aunque también utilicen sistemas de afiliación para sacar más provecho de esta plataforma.Otros usuarios venden sus propios productos en Instagram, así como libros o cuadros publicando fotos de sus trabajos, lo que hace que el posible consumidor de su producto tenga más facilidad para ver lo que busca.
Lo importante en estas redes sociales es crear conexiones entre marca y consumidor. En definitiva, estamos atravesando una época en la que contenido, comunidad y comercio son imprescindibles para llevar a lo más alto cualquier marca o producto.
En la actualidad las redes sociales les venden el medio a las marcas para ofertar sus productos. De este modo, todas quieren formar parte de este espacio para poder llegar a los millones de usuarios que están dentro.