El problema de la pérdida de información para las marcas a través del dark social

Desde que apareciera Internet, nada ha vuelto a ser lo mismo para las marcas. Con el surgimiento de la red, los negocios cuentan con más oportunidades para expandirse que nunca. Aumentar el número de clientes de manera exponencial, así como tener la oportunidad de ofrecer mucha más información a estos, son las principales ventajas con las que cuentan las marcas desde que Internet hizo aparición en nuestras vidas.

Después aparecieron las redes de comunicación social, que incrementaron más que nunca las oportunidades de establecer una relación directa con los clientes. A través de estas redes, es posible estar en comunicación constante con los clientes.

Las redes sociales son cruciales para recopilar información

Las redes sociales han hecho que sea mucho más fácil investigar al tipo de consumidor al que nos dirigirmos, sabiendo cómo reacciona este frente a nuestros productos, más allá del hecho de saber si se vende o no se vende. A través de las redes, los usuarios dejan sus opiniones, de forma que los negocios pueden conocer no solo dichas opiniones, sino qué es lo que les ha hecho llegar a ser consumidor de tal marca.

Como no podía ser de otra forma, tanta transparencia tiene que representar también alguna desventaja. Los consumidores comienzan a sentirse más celosos de su intimidad, conocedores de toda la información que las marcas pueden recopilar sobre ellos. Al cliente le importa cada vez más su privacidad, como es normal, y se muestra cada día más involucrado en mantenerla a salvo.

Los usuarios cada vez comparten más contenidos a través del dark social

Todo esto ha hecho que comencemos a hablar del dark social, un problema que se está haciendo cada vez más importante, y que preocupa enormemente a las marcas. Estas están asistiendo a un nuevo escenario digital, en el que no pueden saber de dónde viene el tráfico que reciben. El dark social tiene lugar sobre todo a través de los servicios de correo electrónico, y de las aplicaciones de mensajería móvil.

El peso del dark social es cada vez más importante. Estudios recientes estiman que aproximadamente un 75% de los contenidos compartidos por los consumidores se llevan al dark social. Las marcas asisten con impotencia a este nuevo fenómeno, que les imposibilita hacer un seguimiento de tales contenidos. Se trata de un escenario en el que los usuarios comparten contenidos con sus personas más allegadas, como amigos o familiares, o incluso con ellos mismos (reenviándose algo que quieren conservar).

Para los negocios es una pérdida importante todo aquello que queda en el dark social, porque se trata de contenidos que juegan un papel importante a la hora de tomar decisiones relacionadas con las compras. Se estima que los consumidores que comparten contenidos digitales, son 9 veces más propensos a comprar, y que los que comparten cosas con ellos mismos, son 1,7 veces más proclives a comprar que el consumidor medio.

El fenómeno del dark social se incrementa en fechas especiales para el mercado, como puede ser la Navidad. Esto no hace más que incrementar el problema para las marcas, que pierden gran cantidad de información en fechas tan cruciales para ellas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *